14 de diciembre de 2012

Niños de Conneticut "Nos dijeron que cerraramos los ojos"


Los  niños evacuados el viernes de la escuela primaria de Newtown (Connecticut), donde un tiroteo dejó al menos 27 muertos, 18 de ellos menores, relataron a la salida del centro el horror vivido: "Nos dijeron que cerráramos los ojos", declaraba una pequeña de nueve años al ser evacuada.


El exterior del edificio y las calles adyacentes quedaron colapsados por centenares de vehículos policiales y de familiares que se desplazaron hasta la escuela Sandy Hook, según las imágenes que acaparan en estos momentos todas las cadenas de televisión.

Las imágenes muestran a unos padres angustiados, fundidos en abrazos con otros familiares y pendientes de sus teléfonos en todo momento.

"La policía nos dijo que nos abrazáramos, nos cogiéramos de la mano y cerráramos los ojos. Solo los abrimos al salir del colegio", explicó al diario local "Hartford Courant" Vanessa Bajraliu, una niña de nueve años.
"Vi a los policías, a un montón de policías con armas en el pasillo", declaró la menor.
Brendan Murray, también de nueve años, relató que estaba con sus compañeros en el gimnasio de la escuela cuando escucharon "un montón de golpes" y los profesores les ordenaron que se escondieran en un armario, donde permanecieron ocultos durante 15 minutos.
Varios de los alumnos de la escuela de Newtown, una localidad de 27.000 habitantes a unos 100 kilómetros al norte de Nueva York, fueron escoltados fuera de la escuela por sus profesores entre gritos y sollozos, según el relato de la cadena NBC.
Richard Wilford, un padre de un alumno de la escuela, se preguntaba desesperado: "¿Qué piensa un padre dirigiéndose a una escuela donde hay un tiroteo? Es el momento más aterrador de la vida de un padre ... No tienes ni idea".
Wilford explicó al "Hartford Courant" que su hijo Sandy, de unos siete años, dijo que había escuchado "cacerolas cayendo" cuando sonaron los disparos.
La maestra salió a ver qué pasaba, volvió al aula, cerró la puerta y dijo a los alumnos que se agruparan todos en una esquina, relató el padre a los periodistas.
"(Mi hija) Estaba en una clase pequeña, en un grupo de lectura, cuando oyó explosiones", explicó a la cadena Fox News Lisa Procaccini.
"Su maestro, y le estoy agradecida por ello, se resguardó con los niños en el cuarto de baño y cerró la puerta. Les dijo que tan solo eran golpes y tratasen de mantener la calma", declaró la madre a las puertas del centro.
En las redes sociales, las etiquetas "CTshooting", "Connecticut", "27Dead" se convirtieron en las palabras más repetida, así como "Columbine", en memoria de una de las masacres más recordadas en centros educativos del país, que tuvo lugar en 1999 en Colorado y en donde murieron 15 personas.